Agitar antes de usar

12 may. 2012

Una tarta en la nevera


La cocina no es lo mío, y basta que me vean en una para que me saquen de allí a empujones. Es oír un «echarle una pizca » , «tú, lo que pida » , «cuando lleve ya un ratejo si eso» o «nada, como tú veas que le hace falta »  tan imprecisos y me entra el pánico. No sé aguantar el tipo y suelo salir huyendo (aunque como universitaria fuera de casa esté obligada a cocinar un filete decente, medio hacer unos macarrones y freírme un huevo).

Lo mío fue un salir de la sartén para caer al fuego. Y en nuestras clases de inglés, ahí estábamos, traduciendo recetas como si el día de mañana fuésemos a abrir un café de postres. Y entre anécdota, receta y chiste, una va cayendo... Ya nos había venido advirtiendo la profesora de que los ingleses son muy suyos. Que dan las medidas y los tiempos clavados. Que todo es exacto y nada de aproximaciones (o casi). (Cierta anécdota suya de abuelas —la una inglesa y la otra andaluza— intercambiándose recetas mediante nieta intérprete en la que ninguna de las tres terminaba de acertar con esos «un chorreoncito hasta que tú veas» y los «half and two onces»).

Una recordó aquellos años en la infancia, queriendo cocinar tartas de arándanos cual Blancanieves y el olor a repostería en toda la casa, y, con la excusa de «he de prepararme un examen», el empujoncito de «exactitud» y lo golosa que es una en cuanto a chocolate se refiere, encontré la receta perfecta. Una de cómeme y País de las Maravillas.  Tarta de chocolate. De capas de chocolate. Con chocolate entre las capas. Y cubierta por chocolate. Y fácil (algo que el título dejaba muy claro: easy cake). 

Y, señores, si semejante desastre triunfa a la hora del café con ella, un poco de valor y a la cocina :3 (Mi profa insistía en levantarse temprano para cocinar, porque así la cocina está a la temperatura ideal y las cosas salen más ricas #grandesconsejosdeclasedeinglés)


Con algo más de detalle: se trata de una tarta de dos capas. Dos, con dos moldes; no un molde y luego parto por la mitad. Más que nada, porque se descuadran los tiempos, ni es lo mismo, ni es el doble. Hice una vez el experimento y anduve de los nervios porque no se me hacía (tarda mucho más). Seguro que hay un chino al lado, o dos moldes, aunque sean dispares (lo suyo es que sean iguales, pero el efecto piramidal queda bastante mono y divertido también, oye :3)


 



Tarta de chocolate fácil (or 'Easy chocolate cake')


Ingredientes

(para la tarta)
~ 225 g. harina
~ 350 g. azúcar 
~  85 g. cacao en polvo (para hacer chocolate)
~ 250 ml. leche
~ 125 ml. aceite vegetal (de oliva)
~ 2 huevos
~ Cucharilla y media de levadura
~ Cucharilla y media de bicarbonato (yep, ambos)
~ 2 cucharillas de esencia de vainilla (yo echo una, que es un botecito chiquitín, lo venden en paquetes de minidosis)

~ 250 ml. agua hirviendo

(para el chocolate)
~ 200 g. de chocolate sin leche (en tableta, para fundir) [o algo más ^^]
~ 200 ml. de nata para montar montada

Otras cositas: papel de horno/vegetal, dos moldes más o menos iguales, el recipiente para mezclar (apto para batidoras), ¿con qué quieres decorar la tarta: gominolas, fresas, lacasitos, monedas de chocolate...?, recipiente donde pueda utilizarse la batidora :3 Báscula para pesar y algún recipiente con las medidas en L (os tiene que pillar los 125 ml del aceite).



Cómo hacerlo


Precalienta el horno a 180.º

Preparativos: deja los moldes preparados con el papel vegetal (para evitar que el bizcocho se pegue). ¿Cómo hacerlo y no empapelar la casa en el intento? Está en inglés, pero no hace falta el audio ;3


Tarta: Echa todos los ingredientes (excepto el agua hirviendo, que deberías tener puesto a hervir en este preciso momento para tenerlo preparado) al recipiente para mezclar. (Nota: mi señora madre insiste en colar el harina después de medirlo y antes de echarlo a la mezcla, queda más suave).

Ármate de cuchara, batidor o batidora y a mezclarlo todo hasta alcanzar una textura suave y homogénea. (Cuando tú veas, si eso; yo en este paso aún ando alzando la voz al grito de «¡mamá!»).

Una vez conforme con cómo queda la mezcla, toca ir echando el agua hirviendo poco a poco (y seguir batiendo). Queda muy, muy líquido, sí.

Asegúrate de que no queda ingrediente sin usar sobre la encimera y, listo está, divide la mezcla entre los dos moldes (a ojo de buen cubero ^^). Ahora, al horno. 25-35 minutos (o, cuando al pinchar con el palillo este salga limpio).
Siempre habrá uno que se nos haga antes; con ojo, para cambiarlos de sitio a los 20 minutos o así,  para que se hagan más o menos a la par e_e

Pasado el tiempo, sacar del horno y dejar enfriar en los moldes antes de bañar en el chocolate.


Mientras tenemos el bizcocho en el horno, vamos haciendo el chocolate. Se tarda nada y menos ^^
En un cacillo, a fuego lento, echar la nata para montar y el chocolate hasta que este se funda. Una vez se haya fundido, apartar del fuego y batir hasta suave, brillante y espeso. Hay que dejar que se enfríe entre 1-2 horas. El porqué de la nata, queridos neófitos en el arte culinario, es para que el chocolate fundido, al enfriarse, no se solidifique (#grandesconsejosclasesdeinglés). (Obligatorio untar el dedo, para probar que, efectivamente, el chocolate está rico. Probar varias veces si necesario).


¿Frío todo? ¿Ya ha pasado el tiempo? Montemos la tarta :DDD

Lo primero es desprender las capas. Cogemos primero la que irá abajo, empuñamos el cuchillo de punta roma y lo pasamos alrededor de la tarta. Teóricamente, si hemos usado el papel de horno, esto es fácil. Dejar en el plato-fuente-loquesea donde vamos a colocar la tarta. Y llega el momento de extender el chocolate sobre la capa y colocar la otra encima. La receta insiste en un poco. No os cortéis.

Luego llega el momento Peeta. Lengua y espátula, bañar toda la tarta con el chocolate. E imaginación :)


(primera tarta, 27 days ago según twitpic)


Conservar :)
La tarta en mi casa no ha durado nunca más de cuatro días. Guardadita en la nevera, con unas cuantas pajitas cortadas clavadas en ella y envuelto en filme transparente (a la próxima le hago foto). Se puede comer con las manos y está aún más rica cuando vuelves el sábado de madrugada de fiesta.


Ya me diréis si lo intentáis, ¡que os salga rica!






Aquí está el original (de la BBC). Yo, en este tipo de traducciones, soy bastante funcional. Las florituras, para jurídico.





No hay comentarios:

Publicar un comentario