Agitar antes de usar

12 may. 2012

Una tarta en la nevera


La cocina no es lo mío, y basta que me vean en una para que me saquen de allí a empujones. Es oír un «echarle una pizca » , «tú, lo que pida » , «cuando lleve ya un ratejo si eso» o «nada, como tú veas que le hace falta »  tan imprecisos y me entra el pánico. No sé aguantar el tipo y suelo salir huyendo (aunque como universitaria fuera de casa esté obligada a cocinar un filete decente, medio hacer unos macarrones y freírme un huevo).

Lo mío fue un salir de la sartén para caer al fuego. Y en nuestras clases de inglés, ahí estábamos, traduciendo recetas como si el día de mañana fuésemos a abrir un café de postres. Y entre anécdota, receta y chiste, una va cayendo... Ya nos había venido advirtiendo la profesora de que los ingleses son muy suyos. Que dan las medidas y los tiempos clavados. Que todo es exacto y nada de aproximaciones (o casi). (Cierta anécdota suya de abuelas —la una inglesa y la otra andaluza— intercambiándose recetas mediante nieta intérprete en la que ninguna de las tres terminaba de acertar con esos «un chorreoncito hasta que tú veas» y los «half and two onces»).

Una recordó aquellos años en la infancia, queriendo cocinar tartas de arándanos cual Blancanieves y el olor a repostería en toda la casa, y, con la excusa de «he de prepararme un examen», el empujoncito de «exactitud» y lo golosa que es una en cuanto a chocolate se refiere, encontré la receta perfecta. Una de cómeme y País de las Maravillas.  Tarta de chocolate. De capas de chocolate. Con chocolate entre las capas. Y cubierta por chocolate. Y fácil (algo que el título dejaba muy claro: easy cake). 

Y, señores, si semejante desastre triunfa a la hora del café con ella, un poco de valor y a la cocina :3 (Mi profa insistía en levantarse temprano para cocinar, porque así la cocina está a la temperatura ideal y las cosas salen más ricas #grandesconsejosdeclasedeinglés)


Con algo más de detalle: se trata de una tarta de dos capas. Dos, con dos moldes; no un molde y luego parto por la mitad. Más que nada, porque se descuadran los tiempos, ni es lo mismo, ni es el doble. Hice una vez el experimento y anduve de los nervios porque no se me hacía (tarda mucho más). Seguro que hay un chino al lado, o dos moldes, aunque sean dispares (lo suyo es que sean iguales, pero el efecto piramidal queda bastante mono y divertido también, oye :3)


 



Tarta de chocolate fácil (or 'Easy chocolate cake')


Ingredientes

(para la tarta)
~ 225 g. harina
~ 350 g. azúcar 
~  85 g. cacao en polvo (para hacer chocolate)
~ 250 ml. leche
~ 125 ml. aceite vegetal (de oliva)
~ 2 huevos
~ Cucharilla y media de levadura
~ Cucharilla y media de bicarbonato (yep, ambos)
~ 2 cucharillas de esencia de vainilla (yo echo una, que es un botecito chiquitín, lo venden en paquetes de minidosis)

~ 250 ml. agua hirviendo

(para el chocolate)
~ 200 g. de chocolate sin leche (en tableta, para fundir) [o algo más ^^]
~ 200 ml. de nata para montar montada

Otras cositas: papel de horno/vegetal, dos moldes más o menos iguales, el recipiente para mezclar (apto para batidoras), ¿con qué quieres decorar la tarta: gominolas, fresas, lacasitos, monedas de chocolate...?, recipiente donde pueda utilizarse la batidora :3 Báscula para pesar y algún recipiente con las medidas en L (os tiene que pillar los 125 ml del aceite).



Cómo hacerlo


Precalienta el horno a 180.º

Preparativos: deja los moldes preparados con el papel vegetal (para evitar que el bizcocho se pegue). ¿Cómo hacerlo y no empapelar la casa en el intento? Está en inglés, pero no hace falta el audio ;3


Tarta: Echa todos los ingredientes (excepto el agua hirviendo, que deberías tener puesto a hervir en este preciso momento para tenerlo preparado) al recipiente para mezclar. (Nota: mi señora madre insiste en colar el harina después de medirlo y antes de echarlo a la mezcla, queda más suave).

Ármate de cuchara, batidor o batidora y a mezclarlo todo hasta alcanzar una textura suave y homogénea. (Cuando tú veas, si eso; yo en este paso aún ando alzando la voz al grito de «¡mamá!»).

Una vez conforme con cómo queda la mezcla, toca ir echando el agua hirviendo poco a poco (y seguir batiendo). Queda muy, muy líquido, sí.

Asegúrate de que no queda ingrediente sin usar sobre la encimera y, listo está, divide la mezcla entre los dos moldes (a ojo de buen cubero ^^). Ahora, al horno. 25-35 minutos (o, cuando al pinchar con el palillo este salga limpio).
Siempre habrá uno que se nos haga antes; con ojo, para cambiarlos de sitio a los 20 minutos o así,  para que se hagan más o menos a la par e_e

Pasado el tiempo, sacar del horno y dejar enfriar en los moldes antes de bañar en el chocolate.


Mientras tenemos el bizcocho en el horno, vamos haciendo el chocolate. Se tarda nada y menos ^^
En un cacillo, a fuego lento, echar la nata para montar y el chocolate hasta que este se funda. Una vez se haya fundido, apartar del fuego y batir hasta suave, brillante y espeso. Hay que dejar que se enfríe entre 1-2 horas. El porqué de la nata, queridos neófitos en el arte culinario, es para que el chocolate fundido, al enfriarse, no se solidifique (#grandesconsejosclasesdeinglés). (Obligatorio untar el dedo, para probar que, efectivamente, el chocolate está rico. Probar varias veces si necesario).


¿Frío todo? ¿Ya ha pasado el tiempo? Montemos la tarta :DDD

Lo primero es desprender las capas. Cogemos primero la que irá abajo, empuñamos el cuchillo de punta roma y lo pasamos alrededor de la tarta. Teóricamente, si hemos usado el papel de horno, esto es fácil. Dejar en el plato-fuente-loquesea donde vamos a colocar la tarta. Y llega el momento de extender el chocolate sobre la capa y colocar la otra encima. La receta insiste en un poco. No os cortéis.

Luego llega el momento Peeta. Lengua y espátula, bañar toda la tarta con el chocolate. E imaginación :)


(primera tarta, 27 days ago según twitpic)


Conservar :)
La tarta en mi casa no ha durado nunca más de cuatro días. Guardadita en la nevera, con unas cuantas pajitas cortadas clavadas en ella y envuelto en filme transparente (a la próxima le hago foto). Se puede comer con las manos y está aún más rica cuando vuelves el sábado de madrugada de fiesta.


Ya me diréis si lo intentáis, ¡que os salga rica!






Aquí está el original (de la BBC). Yo, en este tipo de traducciones, soy bastante funcional. Las florituras, para jurídico.





18 abr. 2012

Flipped: Un cuento con encanto




Flipped






A painting is more than the sum of the parts,” he would tell me, and then go on to explain how the cow itself is just a cow, and the meadow by itself is just grass and flowers, and the sun peeking through the trees is just a beam of light, but put them all together and you’ve got magic.





(Adaptación del libro Flipped, de Wendelin Van Draanen)



Flipped es la historia del primer amor, un pequeño cuento narrado con las voces de Juli —la inquieta, curiosa, soñadora e iridiscente Juli— y el correcto y formal Bryce. ¿O acaso Bryce, como nos dice Juli, es algo más que todo eso que pretende mostrar? (¿O, tal vez, sea aún menos que eso?)

Pero no es solo enamorarse. Es también una historia de madurez, de crecer (o decidir no hacerlo), de cómo quiere uno ver el mundo si desde las ramas más altas de un sicomoro o a ras del suelo.

Y, frente a la inocencia de ambos niños, tenemos las historias rotas de los personajes de su alrededor. Soñadores que se quedaron en el camino y decidieron que bien valía por una casa bonita, o quienes viven aún de esa ilusión infantil para poder afrontar la adversidad. Y, a veces, maquillaje y teatro para tapar los problemas y las imperfecciones.




“I feel bad for him, he married a dreamer. Because of that, one of them will always be unhappy.”


Las partes son unos personajes entrañables, bien construidos y que llenan de matices el filme; una banda sonora con grandes canciones para cualquier viaje de carretera que se precie; una narración pausada que escoge las mejores palabras y unas palabras preciosas para la historia; dosis de humor entremezcladas con golpes de realidad y sueños, muchos sueños. El todo, magia.

En definitiva, una bonita historia, que nos arranca de nuestros acelerados días y nos lleva a unos sesenta donde la felicidad está en los detalles y los pequeños momentos. Una película de las que te dejan con la sonrisa y el deseo de un sicomoro propio. 

.
Some of us get dipped in flat, some in satin, some in gloss….” He turned to me. “But every once in a while, you find someone who’s iridescent, and when you do, nothing will ever compare.

Bryce Loski is still walking around with my first kiss. But it wouldn't be long. 


























16 abr. 2012

'The Casual Vacancy', by J. K. Rowling


Little, Brown Book Group announces details of J.K. Rowling’s first novel for adults, entitled The Casual Vacancy. The book will be published worldwide in the English language in hardback, ebook, unabridged audio download and on CD on Thursday 27th September 2012.
Plot
When Barry Fairweather dies unexpectedly in his early forties, the little town of Pagford is left in shock. Seemingly an English idyll, with a cobbled market square and an ancient abbey, what lies behind the pretty façade is a town at war. Rich at war with poor, teenagers at war with their parents, wives at war with their husbands, teachers at war with their pupils… Pagford is not what it first seems. And the empty seat left by Barry on the parish council soon becomes the catalyst for the biggest war the town has yet seen. Who will triumph in an election fraught with passion, duplicity and unexpected revelations?
Blackly comic, thought-provoking and constantly surprising, The Casual Vacancy is J.K. Rowling’s first novel for adults.

More information: www.littlebrown.co.uk or US website www.hachettebookgroup.com

Source: www.jkrowling.com

     J. K. Rowling

Little, Brown Book Group acaba de anunciar nuevos detalles sobre la primera novela de J. K. Rowling dirigida a un público más adulto, que llevará el título de The Casual Vacancy. El libro se publicará a nivel mundial el día 27 de septiembre de 2012 en cualquier tipo de soporte: tapa dura, ebook, CD, audio...

Sinopsis
Cuando Barry Fairweather fallece inesperadamente pasados los cuarenta, el pequeño pueblo de Pagford queda conmocionado por la noticia. Pero lo que parece ser un idílico lugar inglés, oculto tras una fachada impecable, pronto se convierte en un pueblo en guerra: los ricos se enfrentan con los pobres; los jóvenes con sus padres; las mujeres con sus maridos; los profesores con sus alumnos... Pagford no es lo que pretende aparentar a primera vista. Para colmo, el puesto vacante en el ayuntamiento 'cedido' por Barry pronto se convierte en el detonante del mayor conflicto que el pueblo haya vivido nunca. ¿Quién resultará vencedor en esta elección llena de pasión, hipocresía y revelaciones inesperadas?

Cargada de un humor negro, reflexiva y continuamente sorprendente, The Casual Vacancy es la primera novela de J. K. Rowling para adultos.

Traducción:




25 mar. 2012

La elegancia del erizo






L'élégance du hérisson
(o cómo dar sentido a un par de vidas con algo de magia)





Este es uno de esos libros que no eliges leer porque sí, sino con el que te vas tropezando constantemente (tiendas, sofás ajenos, blogs...) y al final te rindes y lo acabas comprando. Y seguramente acaba en tu estantería un par de meses porque lo reservas «para una ocasión especial».

Yo le eché un primer vistazo a su versión española. Y me gustó. Cómo encadenaba las palabras, cómo hablaba aquel ser que te iba contando su historia, la elección de unas frases y no otras... Así que, cuando me decidí a comprármelo (mi libro del Día del Libro del 2011), lo hice en francés. Por no sé qué obligaciones morales como traductora en ciernes que pretendo ser. Mi lectura en francés llevaba bastante tiempo oxidada, así que, entre unas cosas y otras, acabé dejando este libro para las lecturas del verano. Y cuando partí a tierras francesas, quedó olvidado en mi maleta... hasta el día de regreso a España. Abrí el libro en el aeropuerto... y lo solté quince días después. Con una lagrimilla en el ojo y con la única palabra que tengo para cuando me quedo sin palabras («joder»). 

Muriel Barbery escribe de una forma delicada y cercana. Sencilla, pero con chispa y elegancia.Y a mí esas cosas me conquistan. No es una novela de aventuras. Es una de las que te dan la lata para que pienses, para  leer tranquilamente en el sillón, con manta y taza de café, con subrayador a mano para rescatar las frases que se te van enganchando (y diccionario si se decide uno a tirarse a una versión original, pero tampoco es necesario abusar de él, la lectura es más bien fácil e intuitiva).

La elegancia del erizo tiene dos personajes encantadores principales, y son sus voces las que nos van contando esta historia. 

Una es la vieja Renée, la conserje de un edificio de ricos de París. La otra es Paloma, una niña de doce años hija de uno de los residentes del edificio. 
Renée es una mujer que lleva una doble vida. La que debe ser, por su naturaleza conserjeril, amante de gatos y  bebedora asidua de vidas ajenas, utiliza esta faceta como tapadera para esconder su pasión por Tolstoi, sus afición al cine japonés y su amor al lenguaje.
Paloma, en cambio, ser reflexivo e introspectivo, ha llegado a la conclusión de que la vida en sí misma no tiene ningún fin, así que ya ha planeado su propio suicidio. Pero, por si acaso, empieza a escribir un diario del «movimiento del mundo», buscando esa razón por la que de verdad merezca la pena seguir viviendo.

Este libro es una colección de reflexiones que se van ligando hasta que ambos personajes se encuentran.  El puente entre estas dos mujeres, la cultura japonesa, es esa huida de la sociedad occidental. Ambas se refugian en ese Japón del arte. Y este se personifica en el misterioso señor Ozu, el japonés que se muda a vivir allí y da un vuelco a la normalidad del edificio.

Y junto al señor Ozu, aparecen unos secundarios tan increíbles como reales (como Manuela, mi más querida, esa asistente portuguesa que sabe cocinar los más deliciosos pasteles, o los demás habitantes del edificio, tan graciosos y exagerados, con sus cuadriculadas y premeditadas vidas).

Las reflexiones que nos plantea Barbery son un ejercicio para el cerebro, una invitación a mirar el mundo con otros ojos. Nada queda fuera: arte, gramática, el paso del tiempo, la sociedad, la amistad, la mentira... y Barbiery nos hace todas esas preguntas que a nosotros nos pasan desapercibidas.

En definitiva, un libro para pasar este invierno  ^___^




La experiencia de leer en francés:
Asusta al principio, sí. Y si bien al comienzo del libro tenía una necesidad enfermiza de ir buscando palabra a palabra en el diccionario, acabé pasando de él. Hay palabras que se quedan descolgadas, pero una relectura lenta del párrafo te ayuda a entender la frase. Quizá la propia dificultad del libro no estaba en las palabras, sino en lo que decía con ellas. Sin embargo, es esto mismo lo que te hace seguir leyendo. Lectura difícil, pero que se consigue. Lo único que te pide es tiempo.



Muriel Barbery (2006): L'élégance du hérisson.
Ed. Gallimard. Colección Folio n.º 4939
ISBN 978-2-07-039165-3

Muriel Barbery (2007): La elegancia del erizo  
Ed. Seix Barral. Colección Biblioteca Formentor 
(424 páginas)




21 mar. 2012

Shall we have some tea?

¿No habéis tenido alguna vez un arrebato repentino? De estos en los que os decís a vosotros mismos «¡Estoy que lo tiro todo por la borda!». Jaja (risa estúpida). Pues yo sí. Es más, la otra tarde me dio por abandonar el país. Sí, este país del que tantas veces me aburro por la cantidad de imbecilidades que tengo que escuchar. ¿Y cómo? Muy sencillo: con un billete de diez euros. Con este (poco llamativo) papelito de color parduzco o quiera Dios (con perdón) el color que sea me bastó y me sobró para pasar una tarde más que agradable en Living in London, en la céntrica calle madrileña de Santa Engracia. Esta cafetería de puro estilo British se describe como «un pedacito de Londres en Madrid», y en ella se pueden degustar los dulces y sabores típicos del país anglosajón, como sus sándwiches de pepino o el famoso té inglés. Todo ello viene acompañado por la decoración: paredes empapeladas de colores vivos, cubertería de la British High Society (esto es coña), etc. Sin embargo, detrás de toda esta apariencia hay un fondo. Un fondo que se traduce en una multitud de niños tanzanos que resultan beneficiados por las ganancias de este cuco salón de té, gracias al cual disponen de un hospital y un colegio. ¿Pero Living in London solo se queda aquí? ¡Qué va! También dispone de una tienda de productos y regalos para llevaros un pedacito de Londres a casa.




Pinchando AQUÍ se puede acceder a la página principal de la tienda. Enjoy yourselves!



3 dic. 2011

De Kaleidoscope y el mundo. De dos pedazos de la tabla periódica.

Hay veces en los que el desastre y la falta de disciplina se chocan en la realidad. Y salen cosas como estas. Pequeñas explosiones de lo que mueve al mundo. Nuestro mundo particular.

El señor Cobalt y servidora se conocieron allá en su juventud, comenzando una carrera de la que no sabían ni si saldrían vivos (y aún lo desconocen). Los unieron las lecturas, los idiomas y las ganas de viajar. La nostalgia por aquello que nunca habían sido. Y de tanto pasar el tiempo, de tantas palabras, de tanto ir y venir...nace Kaleidoscope.

Kaleidoscope es cómo vemos nosotros el mundo. Como si lo observásemos a través de un caleidoscopio. Y así, nos encontramos con una sorpresa a cada vistazo. Nos encontramos con un poco de todo. De libros. De canciones. De películas. Series. De autores. Ilustradores. De reseñas, comentarios, citas, imágenes... De crónicas de (no) viajes. De pensamientos pseudofilosóficos a las tantas de la mañana. De reflexiones traductológicas. De apocalipsis y fin del mundo. De museos, rincones, colecciones, batidos, recipes. De manías.